lunes, 1 de febrero de 2010

Una historia inglesa

Pongamos que nos encontramos alrededor del año 1909. La acción transcurre en la ciudad de Londres.

Un día, un grupo de muchachos que estudian en el Colegio de los Salesianos de la ciudad, acude junto con uno de los religiosos del centro - y aquí es donde el narrador no tiene muy claros los hechos- bien a ver un partido de fútbol, o quizá por el contrario a jugar ellos mismos contra otro "team".

El caso es que, la vuelta decidieron realizarla a pie, suponemos que por encontrarse el lugar al que acudieron cercano al centro educativo.

Sin embargo, debido a la espesa niebla reinante en la ciudad, llega un momento en que el grupo se encuentra totalmente desorientado. De pronto vieron una luz.
Se trataba de la linterna que portaba un "bobby", y al que le preguntaron por el nombre de un puente que sabían estaba en el recorrido que debían hacer de vuelta al colegio.

El agente entonces, tomando la mano de uno de los chicos, se la puso sobre lo que parecía una baranda.........que no era otra que la del puente por el que preguntaban.

Pero esta historia no fué inventada, fué real. Aquel chico no era inglés, era español, y se llamaba Francisco....era mi abuelo.

3 comentarios:

Jose M. Ariza dijo...

Saludos.

¡Qué delicia!

¿Ves? Te lo dije: tienes muchas cosas que contar y hay miles de orejas blancas y rojas dispuestas a escucharlas y a beber de nuestra Historia viva.

Si mi abuelo hubiera vivido una experiencia como esa, te aseguro que yo hubiera llorado escribiéndola. De placer.

Un beso y cuídate.

Talibán Sevillista dijo...

Quizás sea la parte de nuestra historia que mas me gusta, la que se cuenta desde el corazón.
Por favor, sigue deleitandonos
Un abrazo

Puerta 15 dijo...

Es una historia de la que yo misma tuve noticia hace pocas fechas.
Gracias a los dos por comentar.

Un abrazo.