martes, 21 de diciembre de 2010

LO QUE NO PUEDE SER NO PUEDE SER, Y ADEMÁS ES IMPOSIBLE

(Al amigo Carlos Romero de LA PALANGANA MECANICA)

El amigo de fatigas Carlos Romero (LA PALANGANA MECANICA), se afana en intentar conseguir un imposible. Deambula tras de unos fantasmas con nombres y apellidos esperando una reacción que no llega. No se puede pedir peras al olmo, no se puede intentar hacer comprender a quien no quiere oír y partiendo de esta premisa, amigo Carlos, te estrellas una y otra vez, como os estrelláis todos aquellos que con vuestra loable labor pretendéis hacer cambiar lo que a todas luces es imposible.

Y no se puede por principio. Ya lo intenté aclarar con otra reflexión. Creí que con ella contribuía a abrirle las mentes a estos Guardianes de la Memoria. Pero parece que ellos se empeñan en darse cabezazos con un muro de cemento que ha construido la realidad de muchos años de sentirse inferior. Porque lo que hay detrás de todo es un enorme complejo de inferioridad que hace de los Carmona y Compañía justificarse y justificar a la parroquia que fielmente se traga todas las medias verdades u mentiras que llevan vertiendo desde que tienen uso de razón y que heredaron de otros que vieron la enorme posibilidad de sentirse realizados y en su salsa.

Los béticos, generalizo, siempre van a creer a estos personajillos pseudohistóricos, amantes del cuchicheo y del chiste fácil para, en torno a sus patéticas e indemostrables historias, establecer todo un mundo ficticio e irreal que les sirve para ganar en autoestima. Creerán que ven burros volando si estos ínclitos en el manejo de la tergiversación se los comentan, por tanto amigo de fatigas Carlos mal camino emprendiste el día que tú y los demás os propusisteis tan ardua e infructuosa tarea.

Pero vuestra empresa de investigación y puesta en orden de todos aquellos documentos que habéis ido descubriendo, y que ha dado como consecuencia sacar a la luz aquellos primeros años en los que el deporte rey aterrizó en nuestra ciudad y por ello, reflejar fehacientemente la historia de los dos clubes de la ciudad, ha tenido, a mi manera de ver, una contrapartida con la que no se contaba en principio. Cual es la de hacerle la historia a una entidad balompédica que ha utilizado de vuestras investigaciones aquello que les ha interesado y lo demás, porque nunca darán su brazo a torcer en otras cuestiones, siguen cuestionándolo aunque sea con argumentos carente de credibilidad y firmeza.

Y no creas amigo Carlos que son unos pocos, son la inmensa mayoría por no decir todos, porque como dije en otra ocasión en ello les va su identidad. Basta el ejemplo del recién inaugurado Museo donde todas las falacias que habéis demostrado, se aúnan en sus vitrinas y exposiciones. Es el propio club quien interesadamente maneja estos hilos, el propio club amparado en instituciones políticas porque no te olvide que entre quienes gobiernan Andalucía hay muchos que tienen a este club como principal exponente de esta tierra. Cuando a todas luces es una mentira más. Pero desmontarla costará años y años.

La estrategia hasta ahora seguida no ha servido para nada porque aún con los descubrimientos las cosas siguen igual, y no se trata de tirar por tierra tu labor y la de otros, se trata de poner los puntos sobre las ies y que comprendáis la idiosincrasia de un club que justifica su supervivencia a través de las mentiras que durante años han forjado y que hasta la fecha les ha ido muy bien y con ellas se desenvuelven y les da la fortaleza que de otra manera no tendrían.

Fco. Borrego

2 comentarios:

Alejandro Gonzalez Gala dijo...

De verguenza, eso es lo que es. Pasar de esos comentarios.

cornelio dijo...

Sr. Borrego:

¿Conoce la historia del muro de Berlín?

Creo que más difícil es que usted "abra las mentes" de los Guardianes de la Memoria a que estos abandonen la Historia de nuestro club en manos de puslinámes coomo usted.