jueves, 30 de septiembre de 2010

Ya te falta menos, valiente.

Por : Marina Sfc



Sergio Sánchez (Mataró, 3 de abril de 1986) tuvo que dejar el fútbol por una gripe. Ustedes pensarán que es una tontería, pero no lo es tanto si detrás de esa gripe hay una alteración del corazón, concretamente una miocarditis vírica producida por una dilatación aórtica. En cristiano, que el chico tenía una arteria más grande de lo normal y las gripes le afectaron el músculo cardíaco que se ve afectado cuando una persona sufre un infarto.

Sergio Sánchez se vio obligado a parar cuando en Nochevieja se le comunica que las pruebas a las que ha sido sometido (engañado para que no sospechara con la típica frase de "son rutinarias") revelan ese problema. Se hunde, se derrumba y huye a Barcelona a refugiarse en la familia. Le dan muchas direcciones de muchos médicos. Empieza en España. El primer cardiólogo que lo ve le dice que no puede volver a jugar porque su enfermedad es incurable. Sergio no se lo puede creer y consulta a más médicos en España, con el mismo resultado. "Me voy a Alemania", dice.
Y llega a la clínica del doctor Sievers en Lübeck, muy cerca de Hamburgo, donde se le dice que tiene grandes posibilidades de recuperarse totalmente para poder volver a jugar tras una complicada cirugía.

Fíjense en si era complicada que hasta firmó un papel en el que decía que no responsabilizaba a la clínica si fallecía como consecuencia de la operación. Estuvo haciéndose muchas pruebas y se operó el 20 de mayo. Cuatro días después vimos la cicatriz y a un Sergio sonriente que explicaba aquello como si fuera una sutura de un cortecito en el dedo meñique. Tremendo. Se vuelve loco nada más de pensar que puede que no salga bien la cosa, pero gracias a sus compañeros y a los doctores se convence de que puede curarse.Empezó a trabajar muy suave en Alemania una vez que recibió el alta del hospital en un centro de rehabilitación cardíaca en Timmerdorf.

Pero las ganas le pudieron y el 2 de julio recibió una reprimenda por haber sido visto corriendo sin permiso. Fue a la pretemporada para estar con sus compañeros y empezó a trabajar de forma muy suave.


Hace pocas semanas se sometió a las primeras pruebas, que anunciaban que el final iba a ser probablemente muy feliz, pero faltaba una única prueba: La ergometría. Ahora queda que 5 cardiólogos tengan una reunión y decidan.Ya te falta menos, valiente.

3 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Pedazo de notición este de Sergio,esta asignatura pendiente la vamos a aprobar todos juntos y principalmente el bueno de Sergio,ya dije en su dia que el lateral derecho estaba cubierto y asi espero verlo con estos ojitos que se ha de tragar la tierra,un abrazo crack.

Fco Javier (BlancoyRojoesmicolor) dijo...

dicen que nunca se rinde.... de casta y coraje,
lo que ha hecho este futbolista por volver a lo que es su pasión, jugar al fútbol, es de reconocimiento mundial, la noticia no puede ser mejor después de una complicadisima, arriesgada y delicada operación. Este hombre lo ha dado todo por el fútbol, y entre él y el apoyo de todos lo va a conseguir, es más, le queda muy poquito para enfundarse de nuevo la camiseta de nuestro sevilla Fc.

Antonio Palomar García dijo...

Todo comienza a solucionarse en todos los frentes, pero lo de Sergio es para irse a hartarse de cerveza para celebrarlo.
¡Qué ganitas de volver a verle en el RSP.